694 43 10 10INFO@TOLEDONATURA.COM

Birding o Birdwatching

Home / Birding o Birdwatching

Los vocablos Birding o Birdwatching son términos ingleses equivalentes y relativos a la afición por la observación o el avistamiento de aves. En nuestro caso nos centramos en desarrollar esta actividad en la provincia de Toledo y el territorio de Castilla-La Mancha.

Se trata de una actividad de ocio, basada en diferentes técnicas que permiten la aproximación y el reconocimiento a las distintas especies de aves de un territorio determinado por su plumaje, su vuelo, el hábitat que ocupan y la época en que lo hacen, o su canto. Ornitólogos, naturalistas o simples aficionados al disfrute del contacto con la Naturaleza son los interesados que integran el núcleo principal de practicantes de esta modalidad de ocio en el medio natural.

Dada su riqueza en avifauna y naturaleza en España el Birding se puede practicar en todas las épocas del año. Si bien las épocas más propicias en la región central de España son la primavera y el otoño, coincidiendo con las estaciones de meteorología más benigna y con los pasos migratorios de gran cantidad de especies de aves que realizan largas singladuras del norte al sur de Europa – o a la inversa –. La Península Ibérica, por su posición geográfica estratégica, es uno de los lugares de paso más frecuentados de todo nuestro viejo continente. No obstante, y según el tipo de aves objeto de observación, el invierno (de cara a la observación de aves invernantes, especialmente en zonas húmedas) o el verano (para la observación de rapaces en vuelo) son también épocas muy propicias para la práctica del Birding,

Garza Real
Águila Imperial y Buitre Leonado
Milanos Reales
Sisón
Rascón
Pato cuchara

Para la práctica de esta modalidad de ocio es fundamental disponer de unos materiales y/o medios mínimos como:

  • Un guía o monitor que sepa dirigir al aficionado o cliente, en el menor tiempo posible, hacia las zonas  de observación de las especies de avifauna de interés según la época o la demanda concreta, así como para interpretar diferentes parámetros ambientales, lo cual permite, en un momento dado, ciertas observaciones según la especie objeto de observación.
  • Material de observación: telescopios terrestres con sus correspondientes trípodes, prismáticos, guías de aves (bibliográficas y sonoras) y libretas para la toma de datos de campo.
  • Un vehículo en el que poder desplazarse con una cierta agilidad hasta los lugares de observación.
  • Material fotográfico: cámaras, objetivos de diferentes características, trípodes, escondites o “hides”, etc..
  • Y por último y aunque se trate de un concepto intangible no por ello menos valioso, buenas dosis de paciencia y de comportamientos adecuados (callados y discretos). Las aves silvestres son especies salvajes cuya presencia o ausencia en el espacio y en el tiempo se encuentran tremendamente condicionados por multitud de factores y por supuesto por la presencia humana, por lo que no todos los días de campo serán iguales y habrá jornadas con más suerte y otras con menos de cara a la observación de las especies objeto de la actividad.