694 43 10 10INFO@TOLEDONATURA.COM

TOLEDO

INFORMACIÓN ÚTIL PARA VISITAR LA CIUDAD Y SU ENTORNO
Home / Nosotros / Toledo
Toledo

La Histórica Ciudad de Toledo está inscrita en la Lista Oficial de los Bienes Culturales Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde el año 1986. Tal distinción se justifica en una riqueza histórica y cultural sustentada en un entorno natural singular que ha atraído a los más importantes pobladores de la Península Ibérica.

La relevancia de Toledo se fundamenta en los valores paisajísticos de un entorno geográfico caracterizado por el encajamiento del río Tajo, las ricas vegas y zonas cultivo y el emplazamiento de la ciudad sobre un alto promontorio rocoso.

El paso y la confluencia de distintas civilizaciones ha generado en Toledo un crisol de culturas y una riqueza patrimonial única en el mundo. A eso se suma en los tiempos modernos la oferta de una ciudad abierta al visitante donde se puede disfrutar de una agradable estancia y sumarse a las actividades culturales que se desarrollan tanto en la ciudad como en las localidades del entorno.

      Más información aqui: 

LAS COMARCAS NATURALES QUE ENMARCAN TOLEDO:

La ciudad de Toledo se sitúa en el límite de las comarcas de La Sagra, Torrijos y de los Montes de Toledo, a caballo entre la fosa y las vegas del río Tajo entre cuyos cortados graníticos encontró protección, tierras fértiles cercanas y una posición estratégica en el centro de la Península Ibérica.

La comarca de La Sagra

La comarca de La Sagra, nombre de etimología árabe que da cuenta de su fertilidad, se extiende desde el borde occidental de la Comunidad de Madrid hasta el Tajo en Toledo.

Por su parte, la comarca de Torrijos colinda con La Sagra por el oeste. La puerta de Bisagra es el acceso directo de la capital de la provincia a estas comarcas que suman más de 2.700 Kms. cuadrados.

Son tierras llanas, suavemente onduladas, que no llegan, o lo hacen escasamente, a los 600 metros de altitud media. Son aptas para el cultivo de cereales y el pastoreo por lo que fueron deforestadas desde antiguo. Hoy en día la vegetación dominante es esteparia de origen antrópico quedando el arbolado reducido a algunos encinares relícticos o a las frondosas riberas de algunos ríos y arroyos. También salpican el paisaje viñedos, olivares y regadíos.

Todo ello confiere a La Sagra y Torrijos una enorme seriedad y sobriedad paisajística en la que destaca la silueta de bonitos castillos que adornan el horizonte y recuerdan los interesantes avatares históricos acaecidos aquí.

 

La comarca de Los Montes de Toledo

La comarca de Los Montes de Toledo, se extiende por el centro-sur de la provincia, desde el río Tajo hasta alcanzar el límite con la provincia de Ciudad Real entre el puerto de Los Yébenes al este y termina en Navahermosa al oeste.

Es un área que adquiere progresivamente y de norte a sur un perfil cada vez más montañoso. De la altitud del valle del Tajo -500-550 mts-, se pasa a los 650-700 metros de la meseta granítica de los Montes y a los más de mil metros de las primeras alturas aisladas del pico de Noez, (1.035 mts,) o el de Layos, (1.084). Estas anuncian la entrada en los Montes de Toledo propiamente dichos donde se superan los 1.400 metros en el Corral de Cantos o en el pico Peñafiel.

Es una comarca agreste, de sierras y barrancos, en cuyos valles, rañas y laderas se explaya la fauna típica del ecosistema del monte mediterráneo. En el paisaje domina el arbolado de encinas, quejigos, alcornoques y rebollos y, cuando éstos faltan, los matorrales de jaras y brezos. En esta comarca nacen disntintos ríos que se encajonan entre riscos de piedra, como el Algodor y el Torcón, .

Los núcleos de población y las actividades agrícolas escapan de las zonas más accidentadas buscando el llano, la nava, o se quedan a media ladera. Son tierras éstas de grandes latifundios, que conservan espectaculares castillos y que en un remoto ayer fueron territorio de colmeneros y pastores, cazadores y ballesteros.

Más información sobre las comarcas aqui:

http://www.diputoledo.es   ; http://www.castillosdeltajo.es/   ; http://montesdetoledo.org/wordpress/

La comarca del Tajo Medio

EL TAJO MEDIO, APUESTA POR UN DESARROLLO SOSTENIBLE

Las comarcas tradicionales de Toledo tienen en el río Tajo su hilo conductor y elemento de cohesión. Hoy en día el Tajo se ha convertido en emblema de reivindicación ambiental de estas tierras y en la imagen del nuevo desarrollo rural sostenible que se está impulsando en la provincia. En torno a él se articulan iniciativas como las de la Asociación Comarcal de los Castillos del Medio Tajo, en cuyo ámbito territorial se desarrolla una parte de las actividades ecoturísticas de Toledo Natura.

El Tajo Medio comparte territorio y suma riquezas culturales y naturales de las comarcas de la Sagra, Torrijos y de los vecinos Montes de Toledo, ya que se asienta en un espacio de cambio progresivo entre varios de los diferentes tipos de ecosistemas posibles en los entornos condicionados por el clima mediterráneo. La transición es en sentido Norte – Sur, de la estepa cerealista al monte mediterráneo, que con la omnipresente influencia del Tajo, da lugar a una biodiversidad difícilmente reproducible en otros entornos de características más homogéneas.

Especial mención merece aquí el río Tajo que da lugar a algunos de los espacios con mayor valor natural y paisajístico como el Monumento Natural de las Barrancas, las islas de Malpica o el embalse de Castrejón.

No es casual que aquí se hayan designado distintos espacios de la Red Natura 2000 de la Unión Europea, y que se estén desarrollando iniciativas para conseguir conciliar la preservación de los recursos naturales con un uso racional y sostenible de los mismos.

 

El Medio Tajo goza además de un gran patrimonio histórico, cultural, gastronómico y etnográfico que le otorga una notable relevancia desde el punto de vista del interés turístico. Los castillos y yacimientos arqueológicos de las comarcas del Medio Tajo son especialmente destacables. Por lo que a los primeros se refiere, son de impresionante belleza los castillos de Escalona, Maqueda, Malpica, Villahermosa, Caudilla y Barcience, integrando la que fuera línea defensiva del Tajo. De la misma manera, los Palacios de la tierra del Señorío de Torrijos, de Osuna en La Puebla de Montalbán, de Fuensalida o de la Torre de Estebán Hambrán, son lugares que evocan la gran relevancia histórico medieval de estas tierras. En segundo término debe hacerse especial mención del Parque Arqueológico de Carranque (antigua villa romana) en el sector nororiental, así como importantes yacimientos – datados desde el Neolítico – en las vegas del Tajo, con hallazgos de bifaces, útiles metálicos, berracos de granito, etc.

  • Información adicional procedente del folleto “La Comarca de los Castillos del Medio Tajo”. Editado por la Asociación comarcal Castillos del Medio Tajo.

En Almorox son dignos de mención la iglesia parroquial de San Cristóbal, su rollo jurisdiccional y el Ayuntamiento. Más hacia el sur nos adentramos en los dominios de Escalona, para contemplar su castillo majestuoso desde las inmediaciones del río Alberche, su Plaza Mayor, y algunos conventos, como el de las concepcionistas, fundado por Teresa Enríquez en el siglo XVI. En Escalona también podremos disfrutar, especialmente durante el verano, de agradables, sombreadas y bien cuidadas zonas de baño.

En Maqueda existen indicios de una antigua fortaleza romana, y sepulcros con inscripciones que se hallaron en el prado de Martín de Zulema. Su Castillo, la Iglesia Parroquial de Santa María de los Alcázares, los arcos y la puerta califal de la fortaleza, el rollo de la villa y la Torre de Vela, conforman un trazado urbano salpicado de detalles históricos y monumentales que hablan de un pasado en el que esta población jugó un importante papel estratégico, y a todo ello se une una Fiesta, la de la Virgen de los Dados. Cada año, en la plaza del Castillo, se rememora la lucha entre moros y cristianos por la venerada imagen.

Al Sur, otro conjunto histórico y monumental de importante entidad lo encontraremos en La Puebla de Montalbán, tierra natal de Fernando de Rojas, autor de la Tragicomedia de Calisto y Melibea , también conocida como “La Celestina”.

La Puebla de Montalbán fue en tiempos capital del llamado estado de Montalbán, donde se encuentra el castillo de Montalbán, (en la actualidad t.m. de San Martín de Montalbán) que comprendería otros lugares, como San Martín, Villarejo y Carpio. Perteneció a los templarios, ya que el rey Alfonso VII se lo donó a esta orden militar en el siglo XII, pasando en 1308 a la Corona de Castilla con Fernando IV. En el XVI pasó a manos del marqués de Villena, quien hizo mayorazgo de La Puebla de Montalbán para su hijo don Alonso Téllez Girón y sus sucesores, los que desde 1573 llevan el título de Condes de la Puebla de Montalbán. En la actualidad pertenece al ducado de Osuna al igual que el Palacio Ducal de la Plaza Mayor.

La Puebla de Montalbán muestra orgullosa su monumental Plaza Mayor declarada conjunto histórico, con edificaciones de los siglos XV y XVI, el Palacio de la Duquesa de Osuna en el que destacan una interesante portada plateresca en la Plaza y en el interior, unos hermosos artesonados de estilo mudéjar, gótico y plateresco. En la misma plaza se encuentra también la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Paz. Uno de los edificios que más llaman la atención de La Puebla de Montalbán es la Torre de San Miguel, lo único que nos ha llegado de lo que Fuera la antigua iglesia del siglo XVII. Son igualmente interesantes la Iglesia y el Convento de San Francisco del siglo XVI; el Monasterio de la Concepción de estilo plateresco y el Hospital de la Caridad del siglo XVI, junto con la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, de estilo barroco.

La tercera semana de agosto se celebra el Festival de la Celestina, con representaciones teatrales, teatro de calle, actividades para todos los públicos, exposiciones y todo tipo de actividades culturales.

Dando ahora un salto al oeste de la comarca, nos encontramos con Fuensalida, población que tiene su origen en una pequeña alquería mozárabe que fue creciendo y llegó a contar con su propia sinagoga. En el siglo XV Fuensalida ya ostentaba el título de villazgo, como lo prueba el rollo jurisdiccional, que debió erigirse durante sus primeras décadas. De notable interés son las Ermitas de la Soledad y de San Roque; la Iglesia de San Juan Bautista y el Monasterio del Espíritu Santo, en cuanto a edificaciones religiosas se refiere. En los monumentos civiles destaca el Palacio de los Condes de Fuensalida y el rollo jurisdiccional.

Por último, al noroeste de la demarcación encontramos Méntrida, localidad de vinos con denominación de origen propia. Sus fiestas giran alrededor del vino y de su patrona, la Virgen de la Natividad, a quien se ofrece cada año la primera cosecha. La Denominación de Origen Vinos de Méntrida elabora y comercializa unos excelentes caldos, que cada añada gozan de mayor relevancia. La Virgen de la Natividad es testigo de la primera cosecha de la uva, y en su honor también, cada mes de abril, coincidiendo con el día de San Marcos, se celebra la Romería de la Virgen de la Natividad, declarada de Interés Turístico Regional.

Para más información sobre la provincia y comarcas de Toledo, les recomendamos las visita a la página web de la Diputación Provincial de Toledo: www.diputoledo.es.